domingo, 19 de febrero de 2017

Presentación Concierto de NAvidad Coro Santa María Hdad de la Stma. Veracruz de Sevilla 10 de Diciembre de 2016




Sr. Hermano Mayor de la Hdad de la Santísima Veracruz de Sevilla, señoras y señores, amigos todos: Paz y Bien.

El tiempo no se detiene, y casi sin darnos cuenta estamos en Diciembre: mes de la Gracia, de la Esperanza y de la Paz; del Adviento y de la Navidad; del Bendita sea tu Pureza y del Esperanza Nuestra; del Niño Dios y de la Sagrada Familia.
Son los días del “Bendita Tu entre las Mujeres”. Quién como Tú, primer sagrario; que fuiste preservada de toda mancha, y quién como Sevilla supo proclamarlo y defenderlo: Tristezas de María, Inmaculada proclamada desde la Casa Grande de San Francisco; Sevilla anuncia a todo el mundo que eres Reina escogida, porque fuisteis Concebida Sin Pecado Original.
Hoy es la Fiesta de la “Domus Aurea”, Casa de la Virgen que fue salvada por los ángeles y llevada al lugar de los laureles: Virgen de Loreto, siempre Plus Ultra.
Tiempo de la Esperanza, esa bendita Expectación del Parto, donde la Virgen es más Señora porque lleva a Dios en lo más íntimo de su ser “Bendito el Fruto de tu vientre”,
Tiempo familiar, cercano, Jesús está aquí ya. La Familia de Nazaret va llegando a Belén y nosotros, antes de llegar a nuestro nacimiento, salimos ayer a la calle en hermandad sin parangón: jóvenes, mayores, niños, bandas, villancicos, carretillas solidarias, todos unidos en la fiesta del compartir – “Porque dando se recibe”- para que todos celebremos con alegría el Nacimiento del Señor.   “Con amor todo es posible”.
“Nos va a nacer un Salvador: El Mesías, El Señor”. El día de Navidad nos arrodillaremos en el Credo al decir “Y se Hizo hombre”. Tendremos a la Sagrada Familia completa en nuestro Nacimiento, y como en el pesebre de Belén los pastores se arrodillan ante la Salvación del mundo, nosotros lo haremos reunidos con nuestras familias y amigos. Hoy, en esta capilla del Dulce Nombre de Jesús vamos a anticipar esa alegría de la Navidad gracias al Coro Santa María de Coria del Rio que ha tenido a bien celebrar aquí uno de sus tradicionales conciertos de Navidad.

El Coro Santa María

Un grupo de jóvenes cantores funda el 21 de noviembre de 1993 la Asociación Musical CORO “SANTA MARÍA” en Coria del Río.

En abril de 1995 Sergio Asián asume la dirección del mismo, dando su primer concierto en junio del año siguiente y desde entonces  hasta nuestros días ha ofrecido Conciertos de forma continuada a lo largo de toda la provincia de Sevilla, iniciándose en 1998 los ciclos de Conciertos de Navidad que aún perduran.

Ya desde su fundación participan en los cultos Solemnes de las hermandades de la Soledad, la Vera Cruz, el Gran Poder, el Cautivo, la Borriquita y Jesús de la Paz en Coria del Río, así como también en Sevilla con hermandades como el Cerro del Águila, San Esteban, La Vera Cruz, el Dulce Nombre, La Sed, la Amargura, y la Macarena y en el resto de la provincia en las hermandades de la Soledad de Bollullos de la Mitación, la Amargura de Dos Hermanas, la Oliva de Salteras, la Soledad de Isla Mayor y la Virgen de los Dolores de La Puebla del Río.

Es desde octubre de 2006 que organiza Encuentros Corales tanto nacionales como internacionales y ha interpretado obras importantísimas como el Réquiem de Mozart, el Réquiem de Fauré, la ópera Dido y Eneas de H. Purcell , y el Oratorio de Navidad de Camile Saint Säens (2014).

Pertenece a la FESECO (Federación Sevillana de Coros) desde 2011 habiendo participado en sus Festivales Corales.

Entre los eventos más destacados de su historia hay que destacar los Conciertos ofrecidos en Japón en el verano de 2013 (Ishinomaki y Sendai), así como en Portugal en noviembre de 2013 (Lisboa y Évora), habiendo sido embajador musical de Japón desde junio de 2013 a octubre de 2014. También ha participado en el Concierto de Clausura del Año Dual España-Japón en el Teatro Real de Madrid en julio de 2014, así como en la recepción oficial de S.A.I. El Príncipe Naruito de Japón en junio de 2013, en su visita a Coria del Río.

El fruto de su trabajo queda de manifiesto en cada actuación siendo, por méritos propios, uno de los Coros de referencia de nuestra geografía.


Sergio Asián

Director del Coro "Santa María" de Coria del Rio desde abril de 1995, tres años después de haber comenzado sus estudios en el Conservatorio Elemental de Música de la misma localidad.
Licenciado Superior en Dirección Coral por el Conservatorio Superior de Música "Manuel Castillo" de Sevilla, bajo la cátedra de Ricardo Rodríguez Palacios.
Músico, cantor y compositor, en la actualidad es profesor interino en la especialidad de Coro en el Conservatorio de Úbeda, habiéndolo sido también en los de Baza,  Guadix y El Ejido, entre otros.

Hasta aquí un esbozo de sus méritos, pero lo verdaderamente importante que se puede decir de él, es que es responsable, profesional y minucioso en su trabajo, entregado y comprometido y, sobre todo, una buena persona.

El Concierto

Para esta ocasión el Coro ha preparado un selecto repertorio en el que el sentimiento va a estar muy presente con adaptaciones muy especiales que músicos de talla de Manuel Castillo, Juan Alfonso García, Manuel Oltra, Julio Domínguez, Eduardo Cifre, el propio Sergio Asián y Ricardo Rodríguez. De éste último interpretarán cuatro obras de Navidad, en su memoria y recuerdo, fallecido hace poco más de un año a quien el Coro quiere rendir homenaje por su gran aportación al mundo coral y al repertorio popular navideño andaluz.

El carácter popular de las obras que conforman este concierto servirá para remarcar aún más la complejidad y dificultad de las armonías que van a transportarnos de unos sonidos propios y muy nuestros a la atmosfera musical más exquisita.

Hoy, La Hermandad de la Santísima Veracruz de Sevilla quiere agradecer, y mucho, al Coro Santa María y a su director, que hayan querido venir a ésta, nuestra casa, a compartir con nosotros su arte y buen hacer e introducirnos en la Navidad.

Que el Santísimo Cristo de la Veracruz y su bendita Madre de las Tristezas nos guarden siempre y, a todos, nuestros mejores deseos de paz y prosperidad, que el año próximo venga pleno de alegrías y el Niño Jesús traiga un pan para cada casa.

Feliz Navidad.

martes, 20 de diciembre de 2016

Un Niño se me ha perdido...


Un niño se me ha perdido,
Un niño de tez de cielo,
Un niño recién nacido,
Está en pañales envuelto,
Acostado en un pesebre
Mula y buey por compañeros,
Los pastores ya le adoran,
Y unos Magos de allá lejos.

Un niño se me ha perdido,
¿Alguien sabe donde verlo?
Dicen que iban sus padres
Caminito de su pueblo,
Cuando en medio de la noche,
Sin posada y sin consuelo,
En un humilde portal,
Guarecidos del invierno,
Su madre, ¡Virgen María!,
Dio a luz a aquel trueno,
Que iba a cambiar la historia
Por ser Jesús el Nazareno,
Y su mensaje de Paz
De misericordia está lleno.

Un niño se me ha perdido,
¡Ay, por Dios!, que no lo encuentro,
Pues lo busco en muchas casas,
Institutos y colegios,
Hospitales y oficinas
ya no ponen Nacimiento,
Ni siquiera un portalito
Que cobije tu “misterio”,
Bello trono de tu imagen
Bendiciendo el año nuevo,
Mas copiando otras costumbres
Cambian portal por abeto.

Un niño se me ha perdido
Perdido está, hace tiempo,
Igual que en televisión:
Ya no estás, ya no te vemos,
Ni con muñecas de famosa,
Ni Pepe Isbert buscando a Chencho
Que en la Plaza de la Villa
Entre puestos de nacimientos
Mirando las figuritas
Se extravió de su abuelo.

Ya no estás, Niño, perdido
Contemplarte es mi deseo,
Ya no hablamos de tu ausencia,
Hoy te siento y te veo.
Niño Dios de amor herido,
Buen Jesús, Carne del Verbo,
Al levantar la mirada
Te descubro y ya observo
En los balcones de las casas,
De muchos cristianos buenos,
Colgaduras de tu imagen
Para decir que te queremos
Y a todo hombre de paz,
Igual que el Ángel, ha tiempo,
Le deseo Feliz Navidad
Y un prospero Año nuevo.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Feliz no cumpleaños

Publicado en el Blog "El Sanedrín" de la web ElCostal.org 

Foto www.veracruzsevilla.org


Creo que no me equivoco al afirmar que todos hemos oído a nuestras madres decir aquello de “mas sabe el diablo por viejo…” y como es lógico el niño que escucha dicha frase no alcanza a entender su significado hasta que las canas empiezan a poblar su cabeza. Cuestión parecida nos ocurre en los años escolares cuando los profesores de física nos bombardean con principios, reglas y leyes pero no somos capaces de aplicarlos a la vida diaria y ver por ejemplo a Gay-Lussac cuando, por el frio invernal, baja la presión de las ruedas del coche, o ver a Ohm cuando enchufamos una alargadera sin terminar de desenrollarla y ésta se calienta.

Cuestión parecida ocurre con los cuentos y libros infantiles a los que uno les empieza a sacar rendimiento cuando cuanta los años por varias decenas. Precisamente quisiera fijarme hoy en el sombrerero loco de Alicia, celebrando permanentemente el “no cumpleaños” en lugar de celebrar el cumpleaños, que solo es un día al año. Visto de niño, es una maravilla y superdivertido tener 364 días de fiesta y con regalos a tener uno solo, pero con los ojos de adulto el concepto me lleva más allá.

En nuestras hermandades y cofradías somos muy dados a centrarnos en el día de la estación penitencial: nos hacemos con un rico patrimonio material tanto en los pasos; bordados; orfebrería; exornos florales muy estudiados, a veces, incluso, de un año para otro; un cuidadísimo acompañamiento musical y ni que decir tiene de las multitudes que habitualmente acompañan el discurrir de la procesión. Frente a esto nos encontramos con los restantes días del año en que las sagradas imágenes no se nos presentan con la suntuosidad del día de la salida, a veces hasta sin flores que adornen sus altares y en muchas ocasiones nos aguardan en la soledad de las capillas y parroquias a que vayamos a visitarlas.

Decir que el tiempo vuela no es baladí y por eso, quienes nos vamos haciendo mayores, para poder disfrutar en toda su intensidad nuestra semana santa hemos de hacerlo viviendo la hermandad en su día a día, y así frente a la apoteosis de la estación penitencial, disfrutar ese rato de íntimo diálogo con Jesús y María en la media luz del diario de una capilla; con esas convivencias en la casa de hermandad junto a los hermanos durante y después del trabajo realizado; conociendo y aprendiendo de cofrades de otras hermandades compartiendo nuestras experiencias y diferentes modos de hacer las cosas pero que en el fondo no es sino dar gloria a Dios a través del culto y la trasladar alegría a los demás a través de los hermanos, lo que en suma es evangelización.

Como el sombrerero loco celebremos todos los “no cumpleaños”, vivamos cada día, cada momento, cada alegría y cada pena en unión de nuestros hermanos, hagamos una fiesta del trabajo en la hermandad en común con todos, y así, cuando llegue el día del “cumpleaños”, habiendo dado lo mejor de nosotros compartiéndolo con los demás, habremos conseguido un auténtico y pleno sentimiento de hermandad que ya no distinguirá un sí y un no cumpleaños, sino que hará del año entero en una fiesta plena y sin igual.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Concierto de "Todos los Santos" Banda Sinfónica Municipal de Sevilla en la Hermandad de la Santísima Vera+Cruz 31 de Octubre de 2016



Publicado en la web de Hermandad de la Santísima Vera+Cruz de Sevilla el dia 2 de Noviembre de 2016

Foto: +Hermandad de la Santísima Vera Cruz de Sevilla 
Vivimos en un mundo y una sociedad extraña y complicada. Multitud de sentimientos diversos y algunos hasta contradictorios coexisten en nuestro día a día; por un lado hay quienes reclaman su propia identidad singular y diferenciadora y de otro vemos cómo vamos dejando de lado nuestra cultura y signos particulares en aras de otra cultura importada a través de las películas y medios de comunicación que intenta imponerse poco a poco. Así, año tras año, somos testigos de un crecimiento del fantasmagórico y festivo “All Hallows' Eve” más conocido como Halloween y que traducido es la víspera de todos los santos, que trae sus brujas, fantasmas y otras criaturas terroríficas, y del otro lado nuestra fiesta en la que recordamos a todos los que ya gozan de la presencia de Dios, es la celebración de la muerte frente a la conmemoración de la vida. Ante esto cobra aún más importancia nuestra fiesta tradicional de los Santos y que mejor manera de realzarla que a través de la música.

Con esta idea, el periodista Francisco José López de Paz nos introdujo en lo que vendría a ser un nuevo acontecimiento en la Capilla del Dulce Nombre de Jesús, donde la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla bajo la dirección de D. Francisco Javier Gutiérrez Juan, han tenido a bien acompañarnos un año más para celebrar esta fiesta de Todos los Santos proclamando, a través de la música, que Dios Triunfa sobre el Mal.

Foto: +Hermandad de la Santísima Vera Cruz de Sevilla 
Comenzó el concierto con el estreno de la marcha “Montserrat” del joven compositor Daniel Albarrán Acosta. Una preciosa pieza romántica llena de dulzura y recogimiento cuyo trío es una bellísima melodía que no deja indiferente al oyente. Es una marcha para ver andar un paso de palio, y de buen seguro que lo veremos.

Le siguiente pieza “Concierto Pastoral” de Joaquín Rodrigo en su arreglo para banda de José Guillot Gimeno. Consta de tres movimientos: Allegro, Adagio y Rondó, y es un dificilísimo concierto para flauta que fue magistralmente interpretado por Vicente Montañana Palacios, cuyo virtuosismo aún nos tiene con la boca abierta.

“Aparta de mi este Cáliz” es un poema sinfónico en forma de marcha fúnebre de Antonio Moral Jurado que también se estrena en este concierto. Está inspirado en la escena de Jesús orando en el huerto de los olivos e intenta recrear dicho momento a través de tres temas musicales: la oración, el destino y la esperanza. En la obra se van desarrollando estos tres temas presentándonos en primer lugar la escena de la oración, luego el momento en el que la divinidad alcanza la verdadera esencia humana y pide que pase de Él todo sufrimiento, finalmente el destino, junto con la esperanza se convierten en la aceptación de lo que está por venir. Una extraordinaria composición que tiene el éxito asegurado.

Foto: +Hermandad de la Santísima Vera Cruz de Sevilla 
Cerró el concierto la “Segunda Sinfonía” de James Barnes que consta de 3 movimientos: “Elegía”, en forma de sonata consta de dos temas que son dos ideas contrastantes que luchan a lo largo del desarrollo terminando con la sensación de que el bien triunfa sobre el mal, “Dios triunfa sobre el diablo”; El segundo movimiento “Variazione Interrotte” (Variaciones interrumpidas) comienza con unas variaciones sobre un tema con carácter de scherzo con una interrupción, teniendo el tema las características del Veni Emmanuel (Ven Emmanuel) canto gregoriano que se hace en las iglesias durante el adviento; el tercer movimiento “Finale” es un clásico final sinfónico en forma de sonata que culmina la obra llenándola de brillantez y color.

Nuestro Hermano Mayor tomó la palabra para felicitar a la Banda y a su Director por su magistral interpretación, al flauta solista Vicente Montañana, y a los autores de las obras estrenadas, Daniel Albarrán y Antonio Moral expresando el sentir de los presentes de admiración y profunda satisfacción por la magnífica velada musical y a Fran López de Paz, presentador del acto, le expresó nuestro cariño y agradecimiento por su participación en este inolvidable evento.

Fue una noche sin igual, quienes tuvimos la suerte de vivirla esperamos que el año próximo la Hermandad de la Santísima Vera+Cruz vuelva a tener en su casa a la Banda de Sevilla en este ya tradicional Concierto por la Fiesta de Todos los Santos.
Foto: +Hermandad de la Santísima Vera Cruz de Sevilla 

viernes, 30 de septiembre de 2016

San Miguel y la Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla



Y el día de San Miguel de 1615 la Hermandad de la Santa Cruz en Jerusalén hace voto solemne:
“Así, será bien que, por auto capitular, quede asentado y establecido esta religiosa opinión, tan conforme al sentir de antiguos y santos Padres de la Iglesia, y jurado en el Libro de Autos de esta Santa Cofradía: cómo tenemos, creemos y confesamos que la Virgen María Nuestra Señora,  Madre de Dios, fue concebida sin pecado original.”
 
Foto: Jose Javier Comas Rodriguez
La Concepción Inmaculada de la Santísima Virgen se convierte así en seña de identidad de la hermandad, constituyendo la auténtica “Gloria de los Nazarenos”. Si bien fue la primera corporación en realizar dicho voto, ni con mucho fue la única, pues otros muchos también lo hicieron, así apenas tres meses después la Hdad. De Jesús Nazareno de Palencia; en 1616 lo realizaron la Hdad. De Sacerdotes de San pedro Ad-Víncula de Sevilla y las ciudades de Marchena y Sanlúcar de Barrameda; en 1620 el Cabildo Municipal de Mérida; en 1672 la Cofradía de los Santos Mártires y San Pedro de Córdoba; en 1677 la Ciudad de Jerez de la Frontera, por no hablar de la Hermandad de los Negritos de Sevilla en la que Fernando de Molina, Hermano Mayor, y Pedro Francisco Moreno, Alcalde de la Cofradía, vendieron su libertad para sufragar con ese dinero cultos en honor de la Virgen Inmaculada; y esto solo por mencionar algunos ejemplos de lo que supuso el fervor Inmaculista de la época.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, no es una casualidad que la Primitiva de los Nazarenos de Sevilla realizase este voto en este día, pues ¿quién es San Miguel?

La Santa Iglesia otorga a San Miguel el más alto lugar entre los Arcángeles y le llama “Príncipe de los espíritus celestes”. Ya desde el Antiguo testamento aparece como el gran defensor del pueblo de Dios contra el demonio y por esto es considerado el “Jefe de la Milicia Celestial”, y así se le representa vestido de guerrero o soldado-centurión. También la tradición nos enseña que San Miguel es quien ofrece a Dios la oración de los fieles, presidiendo –de esta manera- el culto de adoración que se le tributa al Altísimo y que la liturgia nos presenta como la nube de incienso que sube hasta el Padre: “Te pedimos humildemente, Dios Todopoderoso, que esta ofrenda sea llevada a tu presencia, hasta el altar del cielo, por manos de tu ángel…” (Plegaria Eucarística 1) También es defensor de las almas de los hombres guardándolas no solo durante la vida terrenal, sino en la hora de la muerte recibiéndola al separarse del cuerpo y guiándola hasta el cielo. El mismo nombre de San Miguel es todo un clamor de entusiasmo y fidelidad, pues significa ¿Quién como Dios?

El año pasado se cumplieron 400 años de este solemne voto celebrándose, entre otros actos, un besamanos extraordinario a María Santísima de la Concepción, para cuyo montaje la priostía de la Hdad tuvo a bien colocar la imagen de San Miguel Arcángel , obra de Luisa Roldán y procedente de la extinta Parroquia de San Miguel de Sevilla, en la que cambiando la espada por la Bandera Blanca de la Hdad, signo y símbolo del voto recordado y que anualmente es renovado en la Fiesta Principal de Instituto de la Hermandad, sirvió para plasmar visualmente las palabras con las que Tomás Pérez, Hermano Mayor, se dirigió en ese 1615 a sus hermanos solicitando la defensa de la Pureza de María:


“Advirtiendo a Vuesas Mercedes que lo pido en día del gloriosísimo Arcángel San Miguel -en cuya feligresía militamos-, justo será se me conceda; y lo será que le imitemos, apellidando como apellidó -siendo valeroso capitán de los ejércitos angélicos- el nombre inefable de la Majestad divina de Dios nuestro Señor, defendiéndolo: ¿Quién como Dios?
Digamos nosotros también: “¿Quién como María, Madre de Dios,  concebida sin pecado original?”, prometiendo y jurando de defenderlo hasta morir, pues la celebridad de tan Purísima Concepción es honra de Dios, que la obró con tan admirable preservación de la original culpa, y es acto de la virtud de religión de celebrar tan lúcida obra del Altísimo.
A nosotros más que a otros nos toca la defensa de esta causa, como a hermanos de la Santísima Cruz, instrumento Divino, y causa eficaz de su Redención y la nuestra, aunque para esta esclarecida Señora le fue medicina preservante, sin nunca, ni aún por un solo instante, caer; y así amó, respetó y adoró esta sagrada insignia, como a bien de todos y prenda que tanto amó Cristo Nuestro Señor, su Unigénito Hijo.”